Grupos de apoyo emocional

Los Grupos de apoyo y ayuda mutua están formados por un conjunto de personas que han o están pasando por una experiencia similar en relación a la cura de una persona dependiente, y que se reúnen periódicamente con el objetivo de apoyarse.
Grupos de apoyo emocional

Los grupos de apoyo a la dependencia están orientados a ofrecer apoyo emocional a nivel grupal a cuidadores de personas con dependencia que, debido a las dificultades del entorno familiar, necesitan un espacio donde poder compartir sus angustias, miedos y dudas con profesionales expertos.
En la mayoría de los casos la cura de una persona dependiente resulta una tarea muy solitaria y la ayuda que los familiares y amigos pueden proporcionar a los cuidadores resulta insuficiente. Por este motivo, poder compartir con otras personas que viven situaciones similares, puede resultar de gran provecho.
Los Grupos de apoyo y ayuda mutua están formados por un conjunto de personas que han o están pasando por una experiencia similar en relación a la cura de una persona dependiente, y que se reúnen periódicamente con el objetivo de apoyarse.
El objetivo principal de estos grupos es conducir y apoyar emocional a nivel de grupo a cuidadores no profesionales de personas dependientes para mejorar la calidad de vida tanto de los cuidadores como de las personas a quienes cuidan.

Otros objetivos serían:

- Atender las necesidades de las personas que suele•licitan ayuda psicológica grupal.
- Favorecer el proceso de aceptación de la realidad que están viviendo con la ayuda de las experiencias vividas por otros asistentes al grupo.
- Generar vínculos de relación. Espaldarazo entre las persones cuidadoras porque puedan vivir la experiencia de cuidar de una forma satisfactoria.
- Desarrollar habilidades sociales y recursos personales que los ayuden a afrontar la situación.
- Informar a los cuidadores de los diferentes recursos de apoyo de su territorio o de las entidades públicas y privadas

Se puede comprobar que las sesiones ayudan a los participantes a verbalizar la problemática y todo aquello que lo rodea, analizar la situación, aceptar el problema, superar los sentimientos de culpa, tristeza, ansiedad; disminuir las conductas alteradas: trastornos alimentarios, trastornos del sueño... Adquirir nuevos roles si la situación lo requiere y hacer frente a las actitudes de pasividad, negación, victimismo...
También, por otro lado, superar los miedos existentes, recuperar el control de su vida y desarrollar estrategias de enfrentamiento al aislamiento social.
Instituciones como la Fundación Hospital, están haciendo una buena tarea en este sentido a la hora de poner al alcance de la población que lo necesita de una manera gratuita y cómoda.

Imma Hospital Llop

Psicólogos en Barcelona

www.psicologiabarcelona.com